Inaudito: Confirman que se usaron armas químicas para reprimir

Inaudito: Confirman que se usaron armas químicas para reprimir

Un informe rebeló que los «pacos» usan soda cáustica y gas pimienta en el agua de los carros hidrantes (llamados «guanacos») usados para reprimir manifestaciones.

El jefe de Carabineros defendió el uso de químicos que provocaron graves quemaduras a manifestantes.


Movimiento Salud en Resistencia

El informe fue hecho público por el Movimiento Salud en Resistencia en base a dos muestras tomadas los pasados 20 y 22 de noviembre.


La profesional química Francisca Leiva, de la Universidad de Chile, hizo los estudios que confirmaron la presencia de químicos en el agua usada en los «guanacos» por Carabineros.

Sostiene: “Considerando los síntomas clínicos de los pacientes atendidos durante las manifestaciones sociales y la anamnesis de éstos, se solicitó la búsqueda de alcaloides presentes en el agua. Para esto se utilizaron 3 métodos distintos de detección de alcaloides, ensayo de Dragendorff, test de Mayer y test de Wagner, siendo positivo el resultado para cada uno de estos test”.

Los resultados: Soda cáustica

«En la muestra del 22 de noviembre se puede apreciar la molécula de hidróxido de sodio, o sea, soda cáustica, en el agua, representando un ph 12. 


Si lo analizamos en la escala de ph corresponde a una solución acuosa de soda cáustica», sostuvo Leiva. «Es una oleo resina, que es invisible al agua, esto significa que no puede ser diluida en agua. 

Para ser diluida en agua la capsaicina debe tener un medio alcalino, altamente metálico o fuerte, eso coincide con el hallazgo de la molécula de hidróxido de sodio porque eso permite diluir»

Las denuncias ya habían sido hechas públicas recientemente por el centro de estudiantes de la Escuela de Ingeniería Mecánica de la Universidad Católica de Valparaíso. Un estudiante de esa facultad tenía el 30% de su cuerpo con quemaduras de segundo grado tras ser mojado con agua de un carro hidrante en medio de la represión.

Denuncia pública

La denuncia fue hecha pública por las graves quemaduras que sufrió Aldo González, estudiante, por estar expuesto al agua de los carros hidrantes (llamados «guanacos») durante la represión.

Ya son varios los casos de graves quemaduras producto de la brutal represión en manos de Carabineros. La denuncia se hizo eco en varios medios y llegó incluso al parlamento.

El parlamentario Diego Ibañez exigió la clarificación de la composición del agua usada en los carros hidrantes por medio de un oficio al Ministerio del Interior y Carabineros.

Allí se solicita que emitan un documento oficial “para que de(n) cuenta de la composición del líquido usado contra manifestantes en los carros lanza agua, indicando el origen del agua y en caso que corresponda, la ficha técnica de el o los químicos utilizados, las concentraciones y protocolos de uso”.

Los estudiantes denuncian

La denuncia hecha por los estudiantes aclara que Aldo fue atendido en el hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar y que los médicos aseguraron que las quemaduras son un producto de la composición química del agua usada para la represión.

En el hospital Quilpué le diagnosticaron graves quemaduras de segundo grado en el 30% de su cuerpo producto de los químicos.

La represión de Carabineros está absolutamente desbocada con el amparo descarado de Piñera y todo el régimen pos pinochetista.