7 poderosas razones para aprobar una nueva Constitución en Chile

7 poderosas razones para aprobar una nueva Constitución en Chile

¿Aprobar o rechazar una nueva Constitución en Chile? He aquí el dilema.

¿Qué hacer cuando nos quieran invitar a votar que NO a la nueva Constitución?

En Chile Oculto desarmamos el discurso de rechazo a una nueva Constitución. Veamos aquí los mejores contraargumentos para rebatir a todos aquellos que rechazan la nueva Constitución en Chile:


“Por un Chile sin violencia”

Desde el 18 de octubre 2019, los hechos de violencia ejercidos por la institución de Carabineros de Chile y el Ejército han dejado el siguiente saldo:

  • 36 fallecidos (cifras oficiales).
  • + de 400 casos de trauma ocular (incluye los casos con pérdida total de la visión y de ambos ojos).
  • 1352 casos de tortura (fuente INDH)
  • 3700 heridos

“Están destruyendo Chile”

Las intervenciones sociales y artísticas en lugares públicos tales como en Plaza Dignidad (Ex Plaza Italia), centros comerciales y demás lugares no han dado lugar a tales destrozos como sí lo han hecho:

  • Los saqueos del agua en afluentes y ríos (ver caso de saqueo en Laguna Aculeo, por citar un ejemplo).
  • Cine Arte Alameda quemado entero por una lacrimógena arrojada por Carabineros de Chile.
  • Múltiples incendios y montajes creados por Carabineros a lo largo de todo Chile, en especial en grandes ciudades como Santiago, Valparaíso, Concepción y región de la Araucanía. Hay videos en las redes sociales que lo prueban.
  • Deforestación de miles de hectáreas en el sur, incriminando y persiguiendo a líderes mapuches para hacerse de sus tierras y entregarlas en concesión a empresas forestales.
  • Venta de ríos. El agua en Chile es privada por el Código de Aguas de 1980 de la Dictadura Militar: quien más plata tiene, más derechos de agua compra.
  • Pueblos en Zonas de Sacrificio, como Quintero y Puchincaví.
  • Venta de territorios mapuches.
  • Privatización de recursos minerales y no minerales. (Código de minería de la última dictadura militar de Pinochet).

Una venta perdida, puede realizarse pronto; un edificio dañado por lacrimógenas e incendios, puede restaurarse, pero la destrucción total del medioambiente y de la propia vida humana no se recuperan jamás.

“Estamos quedándonos sin trabajo”

Es muy común escuchar este argumento de aquellos quienes rechazan la nueva Constitución, producto de campañas del miedo que impulsan los grandes medios de comunicación en Chile (TVN, MEGA, Canal 13, La Red, CNN, Radio Bio Bio, El Mercurio, etc.)


Ante esto, las cifras hablan por si solas ya que hubo un desempleo en 2018 del 6,7% comparado con la cifra del 2019 que fue 7%.

No es un incremento alarmante, además que puede deberse a varias razones: descenso de turistas extranjeros, precios del cobre afectados por la guerra comercial entre China y Estados Unidos, inversores extranjeros buscando retornos mayores en países desarrollados, entre ellos, Estados Unidos, etc.

Con respecto a lo que ganan hombres y mujeres en Chile, la tasa de desempleo femenino llegó al 7,7% anual “manteniéndose inalterada de acuerdo con lo reportado en 2018”, dice el INE a través de su informe.


Para el caso de los hombres, la tasa de desempleo se situó en 6,5% anual con un incremento del 0,1% para 2019 (leve incremento).

“Nos van a expropiar nuestra propiedad privada”

Esto es completamente falso y lo denunciamos como parte de una campaña del miedo incentivada por todos los grandes medios de comunicación hegemónicos.

De hecho, el artículo 19 n°4 de la Constitución de Chile dice “El respeto y protección a la vida privada y a la honra de la persona y su familia, y asimismo, la protección de sus datos personales. El tratamiento y protección de estos datos se efectuará en la forma y condiciones que determine la ley”

No hay proyecto ni motivo para modificar esto. Por lo tanto, nadie tocará tu casa ni bienes privados. Todos tenemos igual derecho a tener una casa, terreno, lo que fuera y que sea de uno (no será nunca del estado).

No está en juego el derecho a la propiedad privada, sino la garantía de los Derechos Humanos básicos como son el agua, la salud, educación y pensiones dignas.

El objetivo principal es que el agua sea catalogada como bien público para que pueda garantizarse su acceso y consumo de forma universal.

Hoy día, es obsceno ver como hay pueblos enteros que desaparecen (caso de Petorca) por no tener garantizado el uso del agua, que es un Derecho Humano básico (así lo determinan tanto ONU hasta la Encíclica Papal Laudato Si) para todos.

“Nos quieren implantar el socialismo”

Otra gran mentira, fake news impulsada por medios y políticos ultraconservadores.

Repetimos, no está en juego capitalismo/comunismo como en los años 70. Estamos en 2020 y eso no se discute, lo que sí se discute con una nueva Constitución es la garantía de salud, educación, agua y pensiones dignas para todos.

La nueva Constitución permite blindar a las instituciones para que no realicen uso perverso de los bienes públicos ni que privaticen lo que debería ser público (como el agua).

Chile es el único país del mundo con el agua privada, una verdadera locura que fue permitida por la constitución militar de los 80s.

Por eso, es necesario cambiar la Constitución para dar mayores libertades y mejorar todos los servicios básicos de las personas.

“Quieren todo gratis”

Este es un argumento que usan para decir que NO a la Nueva Constitución.

Sin embargo, sabemos que somos los ciudadanos de pie, todos y todas quienes, pagando nuestros impuestos mes a mes y en cada consumo, financiamos al estado que es responsable de recolectar impuestos y gastarlos para el bienestar de la sociedad en su conjunto (y no para beneficiar a unos pocos acaudalados como en realidad sucede en Chile).

Es función del estado cobrarnos impuestos y hacerse cargo de lo que los privados en el mercado no pueden garantizar. Si la plata de nuestros impuestos va a parar de forma exhorbitante a los presupuestos de defensa (sin estar en guerra), no nos vuelve en materia de salud ni educación: somos nosotros los contribuyentes que financiamos a un estado policial y represor.

Veamos estos dos artículos vigentes en la Constitución de Chile sobre la seguridad social (pensiones) y educación:

El derecho a la seguridad social

“18º.- El derecho a la seguridad social.

Las leyes que regulen el ejercicio de este derecho serán de quórum calificado.

La acción del Estado estará dirigida a garantizar el acceso de todos los habitantes al goce de prestaciones básicas uniformes, sea que se otorguen a través de instituciones públicas o privadas. La ley podrá establecer cotizaciones obligatorias.”

Vemos el rol del estado de sólo garantizar el “acceso” al sistema de pensiones, el cual es privado, garantizar el acceso no es lo mismo que garantizar el derecho a una pensión digna acorde al costo real de vida.

El derecho a la protección de la salud.

“9º.- El derecho a la protección de la salud:

El Estado protege el libre e igualitario acceso a las acciones de promoción, protección y recuperación de la salud y de rehabilitación del individuo.

Le corresponderá, asimismo, la coordinación y control de las acciones relacionadas con la salud.

Es deber preferente del Estado garantizar la ejecución de las acciones de salud, sea que se presten a través de instituciones públicas o privadas, en la forma y condiciones que determine la ley, la que podrá establecer cotizaciones obligatorias.

Cada persona tendrá el derecho a elegir el sistema de salud al que desee acogerse, sea éste estatal o privado”

Como vemos en el artículo 9, el estado solo garantiza “el acceso”, pero no el derecho y nos habla de “individuo” y no de personas. Estas trampas de la ley permiten que el estado se desentienda y no entregue los servicios de salud, dejando en manos de empresas privadas los asuntos vitales.

Es importante que sea el Estado quien garantice el derecho a la Salud y la Educación pública, gratuita y de calidad; y luego, quien quiera atenderse o educarse en el sistema privado sea libre de elegir hacerlo.

De estos artículos 19 y 9 aprendemos también que cuando la Constitución dice “público o privado” lo trata de manera indistinta, como si se tratase de la misma cosa. Esta trampa fue ideada por la última reforma de la Constitución de los años en Dictadura Militar.

No es lo mismo si el estado es garante de Derechos o si el rol del estado es subsidiario.

Estado subsidiario vs Estado de Derecho

El Estado subsidiario es aquel que está basado en el principio de subsidiariedad. Es decir, que el Estado debe intervenir solo en aquellas actividades que el sector privado o el mercado no pueden realizar.

Además, procura descentralizar las funciones y atribuciones estatales para hacerlas más eficientes y cercanas a la gente. Esta corriente o visión del estado ha surgido en los años 80 producto de los trabajos neoliberales de la Escuela de Chicago, que ha tenido su máxima influencia en la última dictadura militar de Pinochet en Chile.

Así mismo, el Estado debe abstenerse de intervenir en aquellas áreas en las que los individuos o grupos de la sociedad se basten por sí mismos. Vemos nuevamente cómo vuelve a aparecer el concepto de “individuo”.

En cambio, el Estado Social de Derecho que vemos en muchos países desarrollados del primer mundo (como los países escandinavos), garantiza que todas las personas gocen de salud, educación y pensiones dignas.

El Estado de Derecho se hace cargo siendo solidario y mediante una redistribución del ingreso (que es lo que precisamente los poderosos no quieren porque los perjudica).

“Rechazar para reformar”

Sólo basta ver las últimas “reformas” queridas llevar a cabo luego de la revuelta de octubre, todas las propuestas han sido rechazadas por los mismos que llaman a rechazar a la nueva Constitución.

¿Qué proyectos de ley se han rechazado en Chile?

Muchos proyectos rechazados que hubiesen sido muy beneficiales para toda la sociedad.

  • Octubre 2019: Cámara de Diputados de Chile rechazan dar rango constitucional a la protección de menores de edad (falta de quorum, con 63 votos en contra).

Este proyecto hubiese permitido establecer protecciones especiales para todos los menores de edad en Chile, sabemos que ha habido casos de torturas y abusos a menores de edad luego del 18 de octubre.

  • 9 de enero 2020: El Senado de Chile rechaza reforma que contemplaba al agua como bien de uso público (falta de quorum + 8 votos en contra, todos ellos del partido UDI).
  • 20 de enero 2020: Senado aprueba reforma constitucional para sacar a los militares a las calles sin estado de emergencia y en zonas declaradas de “interés estratégico”, entre ellos, para “cuidar” el agua.
  • 22 de enero 2020: Senado rechaza paridad de género por falta de quorum.

¿Cuánto más habremos de esperar y tolerar?

Infórmate, lee y difunde. Seamos millones bien informados en todo Chile para detener los abusos y saqueos institucionales.